Casi sin darnos cuenta llegó el calor y no parece que sea pasajero. Teníamos ganas. Ahora que ya podemos empezar con nuestros paseos, con todas las medidas higiénicas necesarias y con prudencia, apetece el sol y el calor casi tanto como caminar.

En Vaga Falena nos preocupamos y ocupamos de vuestra confortabilidad con diseños elegantes, divertidos y avanzados a las tendencias. Uno de los calzados que temporada tras temporada va ganando terreno es el que opta por cubrir, de distintas formas, el empeine y dejar el talón al descubierto, sin olvidar que el pie debe estar bien seguro para evitar sustos y sentirnos seguras en cada pisada. Se les llama zuecos, aunque poco tienen que ver con aquellos que se fabricaban antaño.

Homers

Los antiguos zuecos, también denominados almadreñas, albarcas o galochas, se hacían artesanalmente de madera de aliso, haya o nogal, aunque a veces también de castaño o álamo, y de una sola pieza. Eran utilizados en zonas rurales y también de montaña como calzado de trabajo en el campo y protector en fábricas, minas o granjas.

Los típicos de madera que llevamos en la época de los setenta, imitando a los legendarios zuecos que cubrían prácticamente todo el empeine hasta el inicio del tobillo, por delante, y del talón por detrás, han ido evolucionando en modernidad y confortabilidad y ya empezaron a asomar con cierta originalidad la pasada temporada de verano. Este año lo hacen con mucha más fuerza y variación: talones al aire, sin olvidar el confort, la funcionalidad y, sobre todo, con grandes dosis de diseño.

Mule de Arche

Homers propone opciones para casi todos, por no decir todos, los gustos. Las suelas varían y sugieren distintas alturas y materiales: planas, con cuña, de goma blanca jugando con el corcho, sólo de corcho… La parte superior ofrece numerosas posibilidades, tipos de piel y una paleta de colores irresistible por su calidez y originalidad.

Desde el trenzado hasta los abiertos con tiras a los lados y en el centro, casi en forma de doble cruz; con ribetes plateados, de ante, de piel trabajada… una auténtica maravilla para unos pies con talones al aire. Si los veis y los probáis, no os podréis resistir.