Capricho. Ese es el significado de la palabra Sfizio y se podría pensar que las creaciones de la firma que así se llama obedecen a eso, a un mero capricho. Y sí, puede que lo sean, pero van mucho más allá. Son una gozada, para el cuerpo y para la vista.

Hablamos de una empresa que, según sus creadores, Paolo Mason y Morena Bragagnolo, pone por encima de todo el valor de las personas que la conforman y ese principio se traslada a sus propuestas. Y así lo hacen desde hace más de treinta años en Plissè Spa, la firma originaria de la que surgió Sfizio.

Blusón de Sfizio

De raíces italianas, ubicados en Milán, su materia prima y sus diseños son hermosos, armónicos y atractivos. Son también valientes, osados y atrevidos. Todos estos atributos sumados dan un todo y desvelan su principal secreto: nada es lo que parece y todo es lo que ves.

Destilan aromas de esa moda italiana que ama el detalle y que no deja nada al azar. Sus procesos de confección son artesanales, en los que un gran equipo trabaja de forma conjunta en cada una de las etapas de creación, desde la selección del tejido, telas hechas a mano, hasta los colores. Luego llegaran los patrones y una forma de trabajar cuidadosa y delicada. Su resultado salta a la vista.

Blusa de seda de Sfizio

Sfizio es imaginación, anticipo a lo que vendrá que temporada tras temporada seguirá vigente. Es una mezcla de últimas tendencias y clase. A simple vista puede no encajar en tus gustos, pero cuando gusta, repites. Colores, formas, estampados. Todo es hermoso. En Vaga Falena apostamos por ello.

Total look de Sfizio