A finales de los sesenta y principios de los setenta los hippies se abrazaron al lema Flower Power. Era el símbolo de la no violencia. Desde entonces, esta expresión se ha utilizado para simbolizar muchas otras cosas. Hoy la traemos a colación porque las flores, esta primavera, tienen poder y mucho.

Conjunto de falda y blusón de Sfizio

No es una tendencia nueva, entre otras cosas porque siempre son sinónimo de alegría y representación del resurgir de la naturaleza tras el invierno. Esta temporada, las flores aparecen con fuerza en las propuestas de muchos diseñadores y diseñadoras de moda. Las nuestras, Maria Massaneda, Isabel Canal y la firma Sficio, no se quedan atrás.

Conjunto de blusa de Maria Massaneda y sandalias Chie Mihara

Amapolas, rosas, margaritas, crisantemos, pequeñas o grandes, acompañadas de hojas o sin ellas. Son estampados atractivos, llenos de encanto, y más sobre tejidos como la seda. Tiene su qué y no dejan indiferente. Algunas flores se funden con el color de la pieza de ropa, otras resaltan por encima de todo. Es el encanto de la belleza vegetal trasladada a camisas, camisolas, pantalones y vestidos con patrones favorecedores y originales.

Pantalón de flores de Sfizio

Las flores, según los expertos, transmiten frescura, energía y también serenidad. Son expresión de buen gusto, sobre todo si las combinaciones resultan tan acertadas como las que te proponemos. Nos apetece llevar la primavera encima, esta que tanto se está resistiendo a llegar. Porque los brotes de color nos llenan de vitalidad. Así que flores, tanto para situaciones informales como para otras más serias.

Sandalia modelo Blossom de Chie Mihara

Para aquellas que aún no se atrevan, ahí va la frase de Miranda Priestly, interpretada extraordinariamente por Meryl Streep en “El diablo se viste de Prada”: ¿Flores? ¿En primavera?, Innovador.