El negro es un color que, según parece, a todas nos sienta bien. Durante un tiempo, el negro se relacionaba con la noche o con las situaciones que demandaban una cierta seriedad. Poco a poco lo hemos incorporado a nuestro vestuario de tal manera que difícilmente sabríamos vivir sin él. Coco Chanel lo tenía claro, “Yo impuse el negro. Todavía es un color fuerte hoy en día. El negro arrasa con todo lo que hay a su alrededor”. Y sí, puede ser cierto, pero otros modistas nos mostraron que el blanco, el azul Klein, los grises, rosas, rojos, como Valentino, puede ser tan arrasadores como el negro.

Jersei de lana de Sfizio

Hace varias temporadas que se empezó a jugar con la combinación negro/blanco para poner algo de luz en nuestra ropa habitual y poco a poco se fue optando por otras opciones que rompían esa sobriedad que, a priori, tenía el no color. La paleta de colores se fue ampliando.

En Vaga Falena siempre hemos apostado por los colores. Y no sólo con los zapatos, que son nuestra razón de ser y origen. En las colecciones de ropa de este año el negro prácticamente no está presente, algo sí, para que nadie se quede sin posibilidad de encontrar un pantalón negro.

Abrigo de Sfizio

Rosas, granates, azules, tanto Klein como marino, marrón café, cámel, verde, violetas, en distintas gradaciones, son algunas de las tonalidades que puedes encontrar en nuestras perchas. Vestidos, pantalones, camisas, punto, plumas, abrigos, faldas plisadas… Esta es nuestra propuesta para este otoño que ya casi se despide para dar paso al invierno.

Los italianos de Sfizio y la catalana Soniae juegan con variaciones de todo ello. Desde Italia se apuesta por una mayor sobriedad, ya que se evitan bastante los estampados, y sus prendas de punto, pantalones, camisas, abrigos y plumíferos aciertan totalmente en la elegancia sin renunciar para nada al confort. Piezas que tanto pueden servir para una cita en la Ópera como para ir al despacho, depende de los zapatos que se elijan para acompañar el conjunto escogido.

Jersei de punto de Sfizio

La diseñadora de estampados Soniae juega, de nuevo, con las formas geométricas sin que ahora aparezcan motivos vegetales. Cuadros que no son cuadros, círculos y rectángulos delicados que parecen dialogar entre ellos a través de una acertada combinación de colores en su tejido tan especial y en terciopelo cortado.

En Vaga Falena, al igual que en la calle, no todo es negro. Nos gusta el color, nos gusta la alegría. ¿Os animáis? ¡Os esperamos!