Qué más confortable y gustoso que un abrigo. La lana nos acaricia y calienta, nos protege de las malas vibraciones, nos viste con elegancia y nos hace sentir bien. Rojos, verdes, azules, lisos, de cuadros, con aplicaciones en borreguito, con unos originales bordados de flores… El gusto más exigente puede quedar satisfecho.

Abrigo de cuadros de Sfizio y botines de Homers

Los abrigos, esta temporada, han vuelto para ser una pieza indispensable en nuestro armario. Y es que son piezas que siempre quedan bien. Con vestido, pantalones, falda corta o larga, zapatos, botas, deportivas, mocasines. En función del calzado, el mismo abrigo puede cambiar totalmente el aspecto de quien lo lleva y siempre queda bien. Y es que son sinónimo de buen gusto y de estilo.

Seguimos de rebajas, sinónimo de oportunidad para hacerse con un buen abrigo!