Que los tangos de Gardel son únicos es algo que está fuera de discusión, guste o no guste ese tipo de música. Por esa razón nos permitimos “tunear” una frase de la letra de Volver, aquella que decía… sentir es un soplo de vida, que veinte años no es nada… para recordar que hace 30 años que Vaga Falena colocó sus primeros zapatos en el mercado.

O lo que es lo mismo, que desde hace 30 años Vaga Falena trabaja cada día para que nuestros pies pisen firme, de forma confortable y con mucho estilo. Que año tras año, primero con sus propias creaciones y más tarde con primeras marcas, intenta que todas sus clientas estén satisfechas de la compra hecha, no sólo en el momento de decidirse por un modelo sino día a día, cuando se calzan y se ponen en marcha.

Es verdad que en la calle Rosellón sólo llevamos diez años, antes, y hasta que no tuvimos tienda propia en el Paseo Sant Joan, estuvimos en algunos de los establecimientos con más renombre de Barcelona. Lo hicimos con nuestros propios diseños, hasta que poco a poco las firmas de calzado más destacadas del momento ocuparon nuestras estanterías y calzaron vuestros pies. Hasta hoy.

A la celebración de este 30 aniversario que hicimos ayer, en la que participaron muchas y queridas clientas, se sumó Gemma Torelló, una de las propietarias de las Cavas Agustí Torelló Mata y su rosado tan especial. Brindamos por los 30 años y brindamos por todas vosotras, por vuestros pies y vuestras sonrisas.

¡GRACIAS!